Las clases y la monarquía

Ayer, en mi ruta diaria se me ocurrió que no sería mala idea ponerme en marcha creando, de forma ágil, algunas clases. Entre ellas pensé en como sería la clase Rey y la clase Principe. La clase Principe extendería de la clase Rey.

Las propiedades de la clase Rey podrían ser el país donde se reina, la familia de la que desciende, el año en que fue proclamado y los métodos quizá el aforamiento, el ocio, las salidas de tiesto, la adbicación, la muerte natural (que, no lo olvidemos, es la forma habitual de que se ejecute el método principe.proclamaciónRey).

La clase Principe, como propiedades, debería tener una referencia al rey al que sucederá, un proceso que lance unos años de intensa formación académica, otro que lance la búsqueda de pareja e incluso un método que nos permita saber el sexo de la descendencia para lanzar, en caso necesario, parlamento.reformaConstitucional.

Y en estas cosas pienso, a veces, mientras realizo un poco de ejercicio por las mañanas.

peligrohumanosuelto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *